Seguros.

Seguro de Vida

  • Su tranquilidad y la de los suyos es lo primero

  •  

  • Los Seguros de Vida de Protección Familiar garantizan por un tiempo determinado, el que usted decida en su póliza, tanto la cobertura del capital asegurado en caso de defunción, como de manera complementaria, la contratación de cualquiera de las coberturas de los siguientes riesgos: invalidez, accidente de circulación y orfandad total, accidente y enfermedades graves.

  • Está destinado a aquellas personas con cargas familiares y que desean seguridad ante cualquier eventualidad. Tiene garantía de liquidez suficiente para que los herederos puedan hacer frente al Impuesto de Sucesiones. Puede asegurar la liquidación de su hipoteca en caso de fallecimiento. Y podrá beneficiarse de las ventajas fiscales de que disponen las prestaciones de los seguros de vida.

Este seguro ofrece una contratación personalizada y flexible, por lo que analizaremos su caso particular y le ofreceremos las mejores coberturas totalmente adaptadas a sus necesidades reales.

Solicítenos un estudio personalizado sin compromiso

 

FAQs:

El Seguro de Vida se recomienda a aquellas personas cuyo fallecimiento temprano, invalidez o enfermedad grave puede derivar en consecuencias económicas negativas para otras personas/empresas. Por tanto, si “terceros” dependen de tus ingresos, necesitas un Seguro de Vida. Además, este tipo de seguro no requiere de un patrimonio previo.
Perfil de contratante de un Seguro de Vida:
  • Personas que quieran proteger a sus familias o a sí mismos con una dotación económica que les permita mantener su estilo de vida. 
  • Personas que posean cargas como: una hipoteca, un préstamo o deudas y deseen solventarlas en caso de fallecimiento, enfermedad grave o invalidez.
No es obligatorio. Sin embargo, los bancos suelen solicitar unas garantías mínimas para ofrecerte un préstamo hipotecario.
Por ley, el único seguro obligatorio para formalizar el contrato es el Seguro de Incendios del Hogar.

La omisión de datos o falsa declaración por parte de la persona asegurada, facultan a la Aseguradora para liberarse de las obligaciones contractuales del seguro y para poder rechazar el pago del siniestro.

En caso de contraer tal enfermedad, hay que comunicarlo a la Compañía en el momento en que ésta se produzca. Si esto ocurriese durante el primer año, la Compañía tiene la facultad para rescindir el contrato. Una vez superado este periodo, la Compañía Aseguradora no podrá darlo de baja, salvo que pueda demostrar que se actuó con dolo en la declaración inicial del estado de salud.

Sí, efectivamente el tomador del Seguro de Vida puede modificar la designación de beneficiarios a través de la póliza, en una posterior declaración escrita comunicada al asegurador o en testamento.

Sí, puede contratar más de una póliza del Seguro de Vida. No obstante, en algunos casos, la Compañía Aseguradora podrá solicitar esta información en el cuestionario inicial de la declaración jurada.
 
Es importante conocer cuáles son las consecuencias ante el impago de una prima del seguro. Por ello, te detallamos el artículo 15 de la Ley 50/1980, de 8 de octubre, de Contrato de Seguro, la cual establece que:
 
“Si por culpa del tomador la primera prima no ha sido pagada, o la prima única no lo ha sido a su vencimiento, el asegurador tiene derecho a resolver el contrato o a exigir el pago de la prima debida en vía ejecutiva con base en la póliza. Salvo pacto en contrario, si la prima no ha sido pagada antes de que se produzca el siniestro, el asegurador quedará liberado de su obligación.
En caso de falta de pago de una de las primas siguientes, la cobertura del asegurador queda suspendida un mes después del día de su vencimiento. Si el asegurador no reclama el pago dentro de los seis meses siguientes al vencimiento de la prima se entenderá que el contrato queda extinguido. En cualquier caso, el asegurador, cuando el contrato esté en suspenso, sólo podrá exigir el pago de la prima del período en curso.
Si el contrato no hubiere sido resuelto o extinguido conforme a los párrafos anteriores, la cobertura vuelve a tener efecto a las veinticuatro horas del días en que el tomador pagó su prima”.
El coste de un Seguro de Vida depende de los factores (y sus variaciones) que, a continuación, se detallan:
  • La edad
  • Proporción estatura y peso
  • El estado de salud
  • Fumador / No fumador (en algunas compañías)
  • Actividades de alto riesgo
  • Empleos de alto riesgo
  • Tipo de Seguro de Vida
  • Forma de pago

El tomador del seguro, el asegurado o el beneficiario deberán comunicar al asegurador el acaecimiento del siniestro dentro del plazo máximo de siete días de haberlo conocido, salvo que se haya fijado en la póliza un plazo más amplio.

El capital que debe asegurar una persona al contratar un Seguro de Vida depende de su situación personal, familiar y económica. Por ello, es importante realizar un Análisis de Necesidades y que, de este modo, pueda proteger y mantener el estilo de vida de su familia, de su negocio y el suyo propio. No obstante, es importante reflexionar a la hora de contratarlo sobre las posibles consecuencias económicas que pueden derivarse del fallecimiento, invalidez o enfermedad grave del asegurado.